Finca Jaagu

En el tránsito del siglo XlX al XX

La finca Jaagu fue una finca pequeña de Muhu, separada de la hacienda del Estado en los años de 1860 y entregada a un soldado retirado del ejército del zar, pequeña propiedad conocida como sitio de platsimees (dueño del terruño), que tenía alrededor de 9 ha., de las que 2 ha. eran cultivables.

Los platsimehed (los hombres del terruño) frecuentemente ganaban su mantenimiento en tierra firme -suurelmaal (en la tierra firme o tierra grande), ülemaal (allende el mar)- en los trabajos de estación, especialmente en la construcción. Siendo apreciados maestros albañiles, erigían edificios tanto en las fincas como en las haciendas, igual en Tallinn como en Riga. También, con cuidado y amor construían sus propios edificios. En los inviernos obtenían sus ingreso por el trabajo artesanal: las mujeres laboraban en los telares fabricando géneros, bordaban, cosían; los hombres hacían labores en los bosques y carpintería.

La finca fue inaugurada en el Museo en 1976.

Leer más
1 – casa-trilla, 2 – granero, 3 – depósito del patio

Curiosidades

  • Se fundaron pequeñas fincas en base a la nueva disposición de 1841 sobre la gobernación de haciendas del Estado y de las instrucciones y regulaciones de 1859, que permitían transferir tierras de reserva de las haciendas del Estado a los campesinos sin tierra y a los soldados dados de baja.
  • El trabajo en tierra firme también aportaba dinero disponible ya que a menudo hacía falta en las fincas más grandes dedicadas a la labranza. De esta manera en las pequeñas fincas se veía hasta más bienes adquiridos -como máquina de coser en Jaagu-.
  • Debido a que en la isla Muhu había poco bosque, empleaban turba para calentar los ambientes domésticos, turba que extraían cortándola en bloques de los pantanos de Muhu o de Saaremaa.