Depósito de redes

Hasta fines del siglo XlX en las riberas tenían cercas para redes comunes para una o para varias aldeas. Allí había edificios para redes pertenecientes a las tripulaciones, donde las guardaban para la pesca al igual que otros enseres necesarios de faena. En la costa del mar, en el Museo al Aire Libre, donde hay espacio para exhibición de la región insular, engalanan la muestra tres depósitos de redes transportados desde Saaremaa: Nasva, Toomalõuka y Alvi.

Leer más
Depósito de redes de Nasva

Curiosidades

  • Tejer redes de pesca fue tarea invernal de mujeres y niños. Organizaban también noches comunitarias para tejer redes, donde competían por velocidad de trabajo a la vez que pasaban juntos el tiempo.
  • A modo de complemento de las redes pescaban también con jábega. La jábega antiguamente pertenecía a toda la comunidad aldeana. Un pescador experimentado dirigía al equipo de jábega y allí formaba parte más gente de la que se necesitaba para faenar. Como participación de cada uno, en consonancia con sus posibiliades se contribuía con aguardiente o cerveza para los jolgorios comunales.
  • En la isla de Muhu era costumbre en la mañana del Viernes Santo golpear a quienes aún dormían, diciéndoles: Häid kalu, palju kalu, palju siigu, palju säinaid, palju tursse, palju lesti! (¡Buenos peces, muchos peces, muchos tímalos, muchos peces cacho, muchos bacalaos, muchos lenguados!).¡Creían que a quien le metían buena tanda tendría excelente suerte en la pesca primaveral! (Parroquia de Muhu - M. J. Eisen).